Alerta temprana significa aceptar que quien tiene a su cargo la responsabilidad de llevar adelante una actividad no es el dueño de esa actividad, sino el delegado para cumplirla. Por lo tanto, parte de su compromiso con el equipo de trabajo debe consistir en dar una alerta temprana en caso que por algún motivo, propio o ajeno, la tarea no pueda ser cumplida en el tiempo y la forma establecida.