La planificación sucesoria es un conjunto de estrategias que permiten, pensando en nuestra condición de mortales y en la posibilidad del retiro, encontremos las mejores maneras de transmitir nuestro patrimonio a los seres queridos.
Plantea la complejidad de tener en cuenta nuestros propios intereses y deseos, y también las necesidades de nuestro entorno afectivo en un marco de equidad.