Un anuncio significativo: a partir del 2022 se impulsará  que las provincias establezcan el impuesto a la herencia.
¿Es conveniente hacerlo?