En este segundo bloque, la jueza civil y comercial de primera instancia de Tartagal, Griselda Nieto, explica los alcances y encuadres sociales de uno de sus fallos del mes de octubre de 2021, donde indica la necesidad de que una empresa familiar acuda a los servicios profesionales de consultoría, y explícitamente menciona al IADEF para ello.

BLOQUE 2

CL: Bueno, Leonardo, segunda parte del programa de hoy y, tal como lo anunciamos en el cierre del bloque anterior, tenemos una invitada muy especial. ¿Y por qué este tema? Chacarera para mi Tartagal, cantada nada más y nada menos que por el Chaqueño Palavecino. Bueno, porque se trata nada menos que de la jueza Griselda Nieto, que tiene sede en Tartagal su juzgado.

LG: Doctora Nieto, buenos días, gusto en saludarte.

Griselda Nieto: Buenos días Leonardo, buenos días Carlos. Sí, me emocionó escuchar al Chaqueño Palavecino, que tiene esa chacarera dedicada a Tartagal, al lugar donde he nacido y al lugar donde trabajo.

CL: Sí, buscada especialmente, siempre tratamos de buscar algún tema que tenga mucho que ver con el invitado.

LG: Bueno Griselda, la verdad es que la comunidad dedicada a empresas familiares está gratamente sorprendida por este fallo, respecto del cual vamos a hablar hoy. Yo adelantaba que lo que hizo el fallo fue recomendar una consultoría en empresa familiar, como una manera de evitar un juicio que quizás pudiera llegar a durar 10 años. Y como una manera de que las partes en conflicto puedan entender que la clave está, probablemente, en la profesionalización de la empresa. Así que nos gustaría saber un poco la raíz de este fallo y cuál es el impacto que viene teniendo.

GN: Esta sentencia, que es de primera instancia, yo soy juez civil y comercial de primera instancia en Tartagal, provincia de Salta. Registrado en el mes de Octubre de 2021, como consecuencia de un pedido de convocatoria a asamblea de una sociedad anónima de dos hermanos. Estos hermanos conforman, no solamente esta sociedad, sino otras sociedades más y en relación a esta sociedad en particular, existen una serie de acciones iniciadas, que van de un hermano en contra del otro, que a esta altura van sumando 9, desde el año 2017 hasta ahora. En esta acción en particular, yo hago el análisis de que considero que no resulta procedente que yo tenga que disponer judicialmente que se convoque a la asamblea. Pero, a partir de allí, hago un análisis de que se trata de una empresa familiar, de que hace varios años que los hermanos vienen litigando entre sí. Que, a su vez, tienen juicios iniciados por terceros, en contra de los dos hermanos y la sociedad que componen. Como también que todas esas acciones van a llevar un tiempo en resolverse y que por más 9 o 18 que sean, en definitiva, no es seguro que esa sea la solución que la empresa familiar requiera. Porque estos conflictos familiares están atravesados por la interdisciplinariedad, porque el mismo Código civil y comercial considera como uno de los principios del derecho procesal de familia el abordaje interdisciplinario. Y además es una empresa, así que hay que aplicarle los principios de empresa       . Por todo esto es que, en el entendimiento de que la dinámica de la empresa familiar necesita respuestas ágiles. Y que ninguno de los juicios va a poder resolver de una manera inmediata el conflicto de la empresa familiar, el conflicto societario que está teniendo la empresa familiar. Independientemente de rechazar la medida autosatisfactiva de convocatoria judicial de asamblea, incorporo una cláusula dispositiva para que los hermanos se acojan a una consultoría integral, especializada en empresas familiares, para que puedan alcanzar la profesionalización de la empresa, reducir la conflictividad y de esta manera puedan encausar, superar, gestionar el conflicto. Superarlo y poder tener un horizonte en común, aunque ese horizonte en común no sea más que la liquidación de la sociedad. Pero es necesario que puedan avanzar de manera conjunta, porque se trata de una familia empresaria. Y en esa disposición menciono, sí, efectivamente, a IADEF, a modo de ejemplo, menciono la página web de IADEF. La referencia a IADEF guarda relación con que he podido conocer a IADEF, a través del material, de los profesionales que están en IADEF, de cuáles son los objetivos, de cuál es la ética, de cuál es el alcance que tiene el trabajo de IADEF. También es una manera de celebrar, a través de una sentencia, que hoy en día en Argentina hay un lugar donde ya tienen pensado o vienen pensando cómo se solucionan estos conflictos. Así que ese es el objetivo que tiene la sentencia, que si bien rechaza la convocatoria a asamblea, por el modo en que ha sido planteado, de todos modos, brinda una solución o una salida al conflicto de la empresa familiar de manera que pueda encausarse el conflicto por un canal válido y que puedan salir, digamos, gananciosos los miembros de la empresa familiar y la empresa misma.

CL: Además, hay un costado que conversábamos ayer, mientras yo me interiorizaba sobre el fallo y tu mirada, que es esta cuestión del bien común, de alguna manera. Esta cuestión de que la empresa de familia, además de que es un patrimonio de la familia y que hay una familia involucrada, hay gente que trabaja ahí, hay gente que depende de esos productos, que ocupa un lugar en la sociedad que también hay que mirar, de alguna manera.

GN: Valores, digamos. El valor empresa, el valor familia, el valor propiedad y el valor sociedad. Porque la familia está inserta dentro de la comunidad, porque la empresa está dentro de la comunidad y la crisis de la familia, la crisis de la empresa, en este caso, de la familia empresaria, obviamente, tiene un impacto dentro de la comunidad, en relación a los terceros que dependen directamente de ella y también en relación a terceros, de manera indirecta. Es decir, es necesario que la familia argentina esté bien y es necesario que la empresa argentina esté bien. Y ahí, como digo, vuelvo a celebrar que haya organismos como IADEF, que ya lo tienen pensado, que ya lo tienen estudiado, que han profundizado y siguen haciéndolo, en relación a esta disciplina, por qué no decir ya con autonomía, que es el de empresas familiares, interdisciplinaria. Pero que puede abordar el conflicto, a la empresa familiar, desde el punto preventivo digamos, de atesoramiento, como también abordar los conflictos de las empresas familiares, para poder darle la mejor gestión y salida. Como digo, es necesario que a la empresa argentina le vaya bien en estos tiempos de crisis económica y es necesario que a la familia argentina también le vaya bien. En materia de justicia, durante mucho tiempo se sostuvo que el poder judicial está para dictar sentencias. Luego ese concepto evolucionó y aparecieron los medios alternativos de resolución de conflicto, como la mediación, la conciliación.  Hoy en día, lo más cercano al concepto de cuál es el fin del poder judicial, es el de llevar la paz social, el de mantener el orden público. Y en este caso particular es necesario que, más allá del dictado de una sentencia, haya una disposición que acerque una posibilidad de solución pronta al conflicto, en aras de la paz social, del orden público, del bien común. Porque, como vuelvo a repetir, es necesario que a la familia argentina le vaya bien, prospere y a la empresa argentina también.

LG: Y yo agrego que es imprescindible que a la justicia argentina le vaya bien. Porque es necesario que la ciudadanía pueda confiar en la justicia. Y en ese sentido, creo que un fallo tan realista como el fallo de la doctora Griselda Nieto, es uno de los grandes aportes para esa justicia que los argentinos estamos necesitando. Así que doctora Nieto, muchísimas gracias por esta participación en nuestro programa. Y, como integrante del IADEF y como consultor de empresa familiar certificado, CEFC, infinitas gracias por este aporte, realmente invalorable.

GN: Muchas gracias a usted, Leonardo, muchas gracias a Carlos, por esta invitación. Y para IADEF los mejores augurios, para que puedan seguir brindando ayuda a las familias empresarias argentinas en este momento coyuntural histórico económico tan delicado, para que podamos salir entre todos adelante. Saludos para ustedes y para IADEF.

LG: Muchas gracias.

CL: Gracias

LG: Dijimos de entrada que este era un fallo revolucionario. Después de haber escuchado a la doctora Nieto, vamos a analizar específicamente por qué. El fallo lo que dice es que no se trata solamente de los casos de herencia futura, sino también de resolver los problemas del presente con esa misma filosofía, es decir, no podemos dejar que la sangre llegue al río, porque está el futuro de familias y de empresas comprometido. Está, en definitiva, la riqueza del país comprometida. Por eso la doctora Nieto decía esto es de orden público. Y ese concepto de orden público, tal como ella lo plantea, significa la paz social, significa tener un país en paz y que tengamos todas las herramientas necesarias para que esto se consiga. Desde ese concepto y de esa perspectiva, la consultoría interdisciplinaria en empresa familiar, es un verdadero aporte para lograrlo. Porque permite identificar cuáles son las características personales, emocionales, de los miembros de la familia empresaria. Cómo eso de una forma o de otra se aplica a sus relaciones interpersonales y cómo también se puede aprovechar en beneficio de la riqueza de la empresa. Entonces, conocer a las personas, por un lado. Por otro lado, armar una estructura que sea sustentable y que en la medida de lo posible responda a pautas técnicas y no simplemente: “tenemos uno que quiere jugar de 9, entonces, vamos a armarle una estrategia para que juegue de 9 y punto”. Sino tener un organigrama que permita entender cuál es el lugar de cada uno. Y tener los acuerdos necesarios para que esto se pueda sustentar, a lo largo del tiempo. Esa es la clave para poder generar empresas sustentables, familias felices y todo esto se logra, tanto para las pymes no familiares, como para las pymes familiares, en muchos casos, con el aporte de terceros que vienen con su experiencia de otros casos, estos terceros son los consultores.

CL: Esto redobla la importancia del consultor certificado de IADEF.

LG: Sí, porque el consultor certificado ha tenido la oportunidad de formarse de una manera especial. Es decir, sumar a su título universitario y a su propia práctica histórica, nuevos conocimientos sistematizados y una nueva práctica, que lo llevan a poder abordar con éxito las situaciones que tienen que ver con este campo, tan complejo y tan interdisciplinario.

CL: Una cosa que me decía ayer la doctora Griselda Nieto, cuando preparábamos la entrevista, que es una oportunidad para los consultores de empresas de familia de acercarse al sistema judicial, a los jueces, para que den a conocer sus tareas. Porque ella conoció justamente al IADEF a través de una consultora que está radicada en Tartagal.

LG: Efectivamente.

CL: Es decir, no están en cúpulas de cristal, aislados, sino que es interesante que conozcan a la institución y a los consultores.

LG: Probablemente, no lo prometo, pero vamos a tratar de que en nuestro último programa esté nuevamente Eduardo Favier Dubois. Digo, el último programa porque va a ser el último del año. Por una cuestión de agenda, recién va a poder ser en ese momento que esté Eduardo Favier Dubois, quien ha participado en unas jornadas muy interesantes.

CL: Él mismo, fue juez durante muchos años.

LG: Él fue juez durante muchos años. Es el fundador del Instituto Argentino de la Empresa Familiar y va a tener la oportunidad de contar cómo se procesó el fallo de la doctora Nieto en estas jornadas de Mar del Plata.

CL: Excelente. Ojalá, así integra todo esto y arrancamos el 2022 con otro piso.

LG: Que así sea.

CL: Damos los datos de contacto, si te parece.

LG: Efectivamente. Los invitamos a volver a escuchar este programa y los anteriores en www.empresayfamiliaradio.com. A mandarnos un WhatsApp al +5491166667519. A comunicarse, a [email protected] . O también pueden buscarnos por nuestros nombres, Leonardo Glikin, Carlos Liascovich, en Spotify. Y finalmente, en Facebook o en Instagram.

CL: Y los jueves a la tarde, recuerden escuchar la columna de Leonardo Glikin, aquí, por Radio Perfil.