Leonardo Glikin reflexiona sobre la primera generación en la empresa de familia.

La generación del fundador, que en algún momento con su empresa en movimiento pregunta cómo va a continuarse a lo largo del tiempo.