Lilian Vargas: “En la mediación se aprende a escuchar mejor al otro, a salirse de la mirada unidireccional de la realidad”

Ariel Luna: “Hoy, implementar business intelligence en una pyme ya no implica hacer una inversión enorme”

16° programa de 2021 de “Empresa y Familia – Modelo para armar”, conducido por Leonardo Glikin y Carlos Liascovich. En la primera parte, Lilian Vargas, especialista en mediación, explica las diferentes modalidades y ventajas para las empresas familiares. Y en el segundo bloque, Ariel Luna da un completo panorama sobre el uso del tablero de control en las empresas que inician un proceso de sucesión.

Lilian Vargas y Ariel Luna

BLOQUE 1 

Carlos Liascovich: Buenos días, una nueva emisión de Empresa y Familia, modelo para armar.

Leonardo Glikin: Buenos días, Carlos, un gusto estar acá. Hoy con una invitada que me place mucho poder presentar, que es la doctora Lilian Vargas, colega mía en el Instituto Argentino de la Empresa Familiar y una especialista muy destacada en los temas que tienen que ver con mediación y con, en general, mecanismos para prevención y resolución de conflictos.

CL: Lilian, ¿estás en línea?

Lilian Vargas: Sí, aquí estoy, muchas gracias por la presentación, Leonardo. Un gusto poder compartir esta jornada, esta charla, con ustedes.

CL: Para entrar en tema, mediación es una palabra que tiene mucha polisemia, puede significar varias cosas. ¿Cómo comprendés vos a la mediación, Lilian?

LV: Sí, la verdad que es una palabra bastante vapuleada también. Nosotros, con un grupo de colegas, justamente solemos debatir sobre esta cuestión. Porque algunas veces se llama mediación a lo que realmente no es mediación. Así que, bueno, si te parece, te doy una breve explicación, sin que se torne en algo aburrido.

CL: Sí, completamente, hace falta.

LV: La mediación es una estrategia, una forma, un procedimiento, para abordar conflictos. Donde las personas que están involucradas y que son protagonistas del mismo, recurren a un tercero que los va a ayudar a poder dialogar, a poder negociar esa situación problemática que los une, para tratar de llegar a un acuerdo, a una solución, a una nueva historia, co-construida por sus propios protagonistas. Donde ese tercero, desde ese rol de no protagonista del conflicto, facilita un proceso, en la búsqueda de ese objetivo que te mencionaba antes. La mediación puede ser aplicada en distintos contextos. En principio, en cualquier ámbito donde exista una situación problemática y un conflicto se manifieste. En nuestro país comenzó a utilizarse esa mirada en los años 90, en el ámbito judicial. En los años 90 comenzó a investigarse, a estudiar, a organizarse desde el Ministerio de Justicia de Nación. Y desde mediados de los 90 ya a implementarse formalmente en la Ciudad de Buenos Aires y en distintas provincias del país. Pero la mediación también es aplicable a otros contextos, en cualquier ámbito donde exista un conflicto es posible recurrir a esta. Ya sea en  forma directa, como mediación pura o utilizando las estrategias, las herramientas, del proceso de mediación.

LG: Yo me quedé con una palabra que dijiste, una frase, vos dijiste que el conflicto los une. ¿El conflicto los une o los separa?

LV: El conflicto nos une a todos. Voy a dar un ejemplo, en un conflicto familiar. Una pareja que se separa, tienen niños, tienen hijos, respecto de los cuales hay que acordar cuestiones relacionadas a sus cuidados, a su convivencia, decisiones que deben tomar esos progenitores. Y muchas veces no logran implementar procesos de toma de decisiones que sean cooperativos, armónicos, que puedan sentarse a dialogar. Entonces, a partir de esta situación de no poder encontrar una forma apropiada de dialogar, que siempre es en beneficio de sus hijos, el conflicto los sigue uniendo. Más allá de que estos padres van a seguir unidos toda la vida, por los hijos que tienen. O me peleo con mi vecino, por el motivo que fuere y estoy permanentemente hostigándolo o recurriendo a denuncias o cuestiones administrativas en la municipalidad, por ejemplo. Así me sigo atando a mi vecino, a través del juicio, a través del reclamo, de la denuncia. El conflicto entonces nos une, nos sigue uniendo. El tema es cómo seguimos unidos, bien o mal.

LG: ¿Y en las empresas de familia cómo aplicás la mediación?

LV: Bueno, yo me encontré con ese mundo de los conflictos en empresas de familia, siendo protagonista de dos empresas de familia a las que pertenezco, a las de mi padre y a la de mi esposo. Comencé a preguntarme, hace ya unos cuantos años, cómo poder abordar los conflictos armónicamente. Pensando o visibilizando posibles situaciones problemáticas, que se podían dar en el futuro, que ya de alguna manera se daban. Y me adentré en el mundo formal de la consultoría desde IADEF, espacio que compartimos con mucho cariño y con mucha pasión con vos, Leo. Y entonces, cuando empecé a desarrollar la actividad de la consultoría, me di cuenta de que las habilidades y las herramientas de la mediación son de una relevancia trascendental. Porque yo me visualizo como consultora dirigiendo un proceso, facilitando procesos de comunicación y procesos de toma de decisiones. Y también asesorando, articulando, derivando, aconsejando, acciones. Con otros colegas, de otras profesiones, con quienes trabajo. Y en todo eso que te explicaba, facilitando procesos de toma de decisiones, son fundamentales las herramientas de mediación que tengo incorporadas, hace ya 25 años que estoy en este ámbito. Y a mí me facilitan muchísimo para poder intervenir desde mi rol de neutral en la empresa familiar en la que estoy desarrollando la consultoría. Yo ya tengo incorporado, a partir de tantos años de estar en mediación, el chip de la neutralidad. Para no involucrarme y engancharme en el conflicto, que es de otros. Donde mi rol, desde un enfoque sistémico, es justamente poder transformar las situaciones actuales, con una mirada hacia el futuro y hacia lo que los propios miembros de la empresa familiar quieran. Yo también me transformo en esa interacción y desde ese enfoque sistémico. Yo porque, al relacionarme con ellos, aprendo con ellos y reflexiono con ellos. Que también me sirve a mí, para mi vida cotidiana, para mi rol como consultora y también mi rol en las empresas familiares a las que yo pertenezco.

LG: Hasta aquí hemos hablado de la mediación en función de un conflicto ya desatado. Donde vos decís, las partes están unidas por el conflicto y la mediación los ayuda a poder desatar esa situación. Pero la pregunta sería, ¿hay posibilidades de pensar en la mediación desde una perspectiva preventiva?

LV: Sí, totalmente, Leo. Porque nosotros también sostenemos, de hecho, lo vemos, lo protagonizamos en la práctica, que todas las personas que atraviesan un proceso de mediación, al mismo tiempo, están aprendiendo. O sea, se trata de un proceso de aprendizaje, donde el mediador acompaña ese proceso y los protagonistas del conflicto lo pueden abordar de otra manera. Nosotros tenemos personas, en la fundación donde estoy, que han participado del proceso de mediación y que vuelven cuando tienen otra problemática, porque les ha resultado muy beneficiosa, muy saludable. Y necesitan todavía de alguien que los ayude. Entonces, vuelven cuando tienen alguna otra situación, para que por favor los ayuden en el proceso de toma de decisiones. Se aprende a escuchar mejor al otro, se aprende a salirse de la mirada unidireccional de la realidad. Cuando estamos en una situación problemática y, por ejemplo, yo quiero tener yo solamente la razón. En la mediación se participa en esos procesos y, justamente, nosotros acompañamos políticas de Estado, de organizaciones de la sociedad civil, para implementar a la mediación como herramienta preventiva. Porque apunta, justamente, a modificar las formas de resolver conflictos, promoviendo la autocomposición. O sea, que cada persona, protagonista, o que ha generado una situación problemática, junto con otras, también sean responsables de encontrar una solución adecuada a la misma.

CL: Te hago una pregunta por la negativa. ¿Cuál es el costo de la no mediación? ¿En qué terminaría un conflicto que elude la mediación o que ni siquiera sabe que existe?

LV: Bueno, depende a qué quieran recurrir las personas y del tipo de conflicto de que se trate. Vamos a adentrarnos en el campo de las empresas de familia. Los conflictos no resueltos apropiadamente escalan. Muchos los evitan, pero evitar también genera la escalada. ¿Qué quiere decir que escala? Se agravan y saltan por algún lado, en algún momento.

CL: Claro, yo me refiero en términos jurídicos, si querés. Esto llegaría a la justicia.

LV: Ah, bueno, entonces te cierro la idea. Escalan y llega un punto en que tienen que recurrir a la justicia, muchas veces. Para una disolución societaria, para resolver alguna otra cuestión que se suscite en el ámbito de la empresa familiar.

CL: Ahí entra en otra lógica el conflicto.

LV: Claro, exactamente. No quiero hablar mal de la justicia, pero en nuestro país ya sabemos cómo está el sistema de justicia.

LG: Yo siempre recuerdo una frase de Mark Twain que decía: “apartate del camino de la justicia, es ciega”.

LV: Sí. Aclaremos algo Leo, porque los abogados que no están muy de acuerdo con esto, se enojan cuando decimos esto. Pero bueno, queremos que los abogados colaboren. Es fundamental el rol de los abogados en los procesos de negociación cooperativa. Porque los clientes confían en sus abogados y si nosotros contamos con abogados cooperativos vamos a tener procesos mucho más fáciles, entre comillas, podríamos decir.

LG: Y en el protocolo hay una herramienta, que yo diría que es educacional, que tiene que ver con que la gente tome conciencia de la importancia de la mediación. ¿Cómo lo verías vos esto? La función docente que implica poder explicar que existe la mediación, que existe el arbitraje, justamente, para evitar la tentación de ir a la justicia de manera abrupta.

LV: Yo lo utilizo muchísimo, desde el IADEF lo venimos pregonando y promoviendo permanentemente. Lo bueno es que la gente por lo menos ha escuchado que hay mediación en el ámbito judicial, no sabe bien de qué se trata, pero lo podemos explicar. Y a veces, cuando hay alguna cuestión menor, aplicando las herramientas, decirle: la mediación es como esto, pero más grande, con otras cuestiones, en otro entorno, pero de esto se trata la mediación. Es como ir implementando estas cuestiones, para que lo puedan vivenciar. Porque realmente, desde el poder vivenciarlo, es donde pueden reconocer mejor aún las bondades de la mediación. Y da resultado cuando se lo presentamos como una cuestión que evitaría un costo mayor, en tiempo, en emociones y, sobre todo, en dinero. Ahí es cuando prestan un poquito más de atención y dicen “¿Qué es eso, ¿por qué menos dinero?, ¿por qué menos tiempo?, ¿qué es eso de menos costo en emociones?” Estamos hace 25 años con esta metodología y con arbitraje, mediación, desde mucho antes. Y todavía estamos en la senda de la promoción, lamentablemente.

CL: El arbitraje, ¿qué particularidad tiene?

LV: En la mediación, el tercero que interviene no da una solución. Por eso les hablaba antes de la autocomposición, quienes dicen lo que van a resolver son las partes y el mediador facilita el proceso. En el arbitraje delegamos en el tercero, en el árbitro, la potestad de decidir. Solamente que, a diferencia del juicio, a diferencia del juez, son procesos mucho más breves, con menos formalismo y el árbitro es especialista en la materia a definirse.

CL: Bien, muy completo. ¿Verdad, Leonardo?

LG: Sí, totalmente. Muchas gracias Lilian. Si querés decir para nuestro público el nombre de tu fundación, por si tienen interés en recurrir a ella, en tener más información, va a ser bienvenido.

LV: Bueno, muchas gracias Leo. Yo soy Lilian Edith Vargas y dirijo la Fundación Instituto de Mediación. Lo pueden encontrar en Internet en www.fimeint.org. Muchas gracias Leo, por esta oportunidad de poder hablar sobre cómo podemos abordar de mejor manera los conflictos en las empresas de familia.

LG: Lilian, muchas gracias a vos.

CL: Gracias.

LG: Ahora pasamos a un tema musical y luego presentamos a Ariel Luna, que nos va a hablar de algo muy interesante, que nos sirve para encontrar el camino del control en las empresas.

(Música)

BLOQUE 2 

CL: En esta segunda parte del programa Ariel Luna nos va a dar interesantísimas explicaciones sobre muchas herramientas. Pero para eso nos sirvió como introducción el tema que escuchamos recién, que es un tema que se llama nada menos que El Tablero, de la orquesta La Tabla, cubana. ¿Y por qué el tablero? Porque Ariel Luna, es un consultor y empresario, cotitular de una firma vinculada a los servicios de tecnología. Uno de sus principales instrumentos y, de alguna manera, soluciones, para los empresarios pymes y no tan pymes, familiares y no de empresas familiares, es justamente el tablero de control. Para alguien que no conoce ni siquiera la palabra o que no está familiarizado, ¿qué es un tablero de control, Ariel?

Ariel Luna: Hola, ¿qué tal? Gracias por la introducción. ¿Qué es un tablero de control? Podemos hacer una analogía con un tablero de instrumentos de un avión, eso sería un tablero de control de una empresa, donde en los instrumentos podemos ver cuánto combustible tenemos, hacia dónde vamos, cuál es la velocidad del viento, la dirección del viento. Podemos decir que el tablero de control de una empresa da todas esas indicaciones del negocio. Las ventas, las compras, cómo vamos en cuanto al presupuesto, dónde hay un desvío, dónde hay una rentabilidad que no es la calculada o la esperada. Todo ese tipo de cuestiones.

CL: Siguiendo tu analogía, no tener ese tablero es volar a ciegas.

AL: Sí, exacto. O no saber cómo vamos, en base al plan de vuelo o al plan de negocio que tiene la empresa. Nosotros, en el plan de negocio o en el plan de vuelo, decimos de dónde salimos, a dónde vamos. Estimamos cuánto combustible vamos a necesitar, cuántos pasajeros llevamos, qué peso, en equipaje, en personas, en la empresa es más o menos parecido. Tenemos todo un plan de negocio armado, sabemos cuánto queremos vender, qué queremos vender, de qué producto, de qué servicio, cuál es nuestro punto de flotación, el punto de equilibrio de la compañía. Y el tablero de control nos va mostrando si eso se va cumpliendo o no y si hay algún desvío, positivo o negativo. En base a eso, el dueño de la empresa, el director, el gerente, toma la decisión más acertada.

CL: Acá interrumpo la analogía, porque me imagino que en tu tablero de control, no en el del avión, se puede parcializar, a qué parte del tablero accede cada uno. No como el piloto del avión, que accede al total del tablero, sino que está segmentado por área, por jerarquía.

AL: No, por supuesto, de hecho varias personas de la empresa pueden acceder a la misma información, pero de diferente forma o se puede limitar el acceso a la información, dependiendo de los permisos de ese usuario. El piloto del avión sería como el presidente de la compañía, el director. Pero tal vez el director no necesita ver números duros, necesita ver tendencias, gráficos. Un reloj, una comparativa, que le indique cómo va, en base a alguna métrica o a algún objetivo planteado. Entonces, la misma información el director la puede ver con el gráfico, con una tendencia y la persona que realmente está gestionando ese indicador, lo ve en números duros, en una tabla, en los valores reales.

CL: Me imagino que en tu práctica, en tu experiencia, has tenido muchas situaciones, ¿tenés algún ejemplo que nos cuente el antes y el después de la existencia de esta herramienta?

AL: Sí, acá vale la pena aclarar que todas las empresas deberían tener un tablero de control. De hecho, quiero creer que todos lo tienen. Algunos más escuetos, otros con mayor información. El tema es cómo generar esos tableros de control. Y ahí es donde entra el mundo del business intelligence. Hoy en día tenemos en el mercado productos súper interesantes y muy accesibles, para que la empresa tenga automatizado su tablero de control sin depender de que un empleado, un gerente, alguien de la compañía descargue la información de la base de datos, de los sistemas, genere en un Excel el reporte, el indicador y se lo entregue. Porque, generalmente, eso demora tiempo, estamos recibiendo información que ya no es útil o que es vieja y, por otro lado, esa información puede estar manipulada.

LG: ¿Podés definir exactamente el business intelligence?

AL: Sí, es un proceso, aplicar un business intelligence en una compañía no solamente incluye implementar una herramienta analítica, para el armado automático de esos indicadores. Es modificar procesos, capacitar gente. El objetivo del business intelligence es, paso número uno, que la empresa tenga mejor calidad de datos. Para eso intervienen un montón de mejoras en los procesos de cómo se cargan los datos y los sistemas de información que usamos. Y, etapa número dos, que los informes, la información, se genere automáticamente. Que no dependamos de una persona y que podamos ver, casi en tiempo real, qué está sucediendo, para tomar decisiones y corregir, antes de que sea una catástrofe y que no tenga solución. Una vez que esa información se genera automáticamente, las personas que toman decisiones adquieren conocimiento y con ese conocimiento, sin lugar a dudas, van a tomar mejores decisiones.

CL: Es muy bienvenida tu visita y tu intervención. Porque, de alguna manera, esta herramienta permite dar solución nada menos que a la sucesión y a que el fundador, que piensa que al día siguiente no va a saber nada sobre la empresa, pueda acceder a información, aunque no esté en la empresa, y pueda seleccionar a qué información quiere llegar.

LG: Es la sucesión del que cumple con la segunda parte de mi libro, que es el arte de dejar la empresa, sin dejar la vida. Porque el que se equivoca y lo hace al revés, no va a tener la oportunidad  de llegar a nada.

CL: Al paraíso no va a llegar y al infierno, menos todavía. (Risas) Pero intervienen en la decisión de, bueno, finalmente hago la sucesión, entrego el mando porque voy a seguir al tanto.

AL: Claro. El dueño de la empresa puede correrse de la operación diaria y desde su casa puede monitorear, con su tablero de control, sus indicadores, sus relojes. Puede monitorear cómo va la empresa, cómo va el negocio y poder detectar de antemano cuando va a haber un problema. Para poder levantar el teléfono y decir mirá, acá veo un problema a futuro, corrijámoslo desde ahora. Lo que muchos no saben es que hoy en día hay herramientas muy potentes y muy baratas. Porque uno habla de business intelligence y piensa que se habla de una inversión enorme y hoy en día no es así. De hecho, seguramente hay muchos empresarios que nos están escuchando, que están pagando una herramienta de business intelligence y no lo saben. Hoy en día, las tres empresas mejor calificadas en el mundo del business intelligence son Qlik, Tableau y Power BI. Qlik, por ejemplo, ofrece un producto Cloud, en la nube, por 30 dólares por mes. Vos, por 30 dólares por mes por usuario, ya mismo, podés empezar a usar y armar tus tableros con esa herramienta de business intelligence. Power BI, que es de Microsoft, tiene una versión de Cloud que ronda entre los 10 y los 15 dólares por mes. Inclusive, muchas empresas quizás ya están pagando Office 365 y dentro del paquete de Office 365 viene incluida una licencia inicial de Power BI. Probablemente ya la están pagando, no la están usando, no lo saben y la podrían empezar a utilizar mañana mismo.

CL: ¿Cómo entra en juego el contador? Que es una figura omnipresente en muchas empresas familiares, que maneja información, secretos o no secretos de los dueños. ¿Es complementario con el business intelligence?

AL: Sí, a ver, el contador si es externo, el gran potencial que tiene la herramienta de business intelligence es que nos podemos conectar a diferentes fuentes de datos, para consolidar todo en un solo tablero y armar un solo tablero de control, para consolidar esa información. Nos podemos conectar al sistema del contador, si es que él nos permite. O conectarnos a un informe o un reporte que el contador nos envía, nos podemos conectar también a un Excel. Nos podemos conectar al reloj del personal, nos podemos conectar al GPS de los vehículos, a la central telefónica, para obtener datos y armar un tablero con toda esa información, inclusive con la del contador, dándole permiso al usuario de la empresa que sí puede ver esa información.

CL: Me contabas hace un rato, fuera de micrófono, un ejemplo bastante divertido, de un dueño que estaba muy relajado, esperando escuchar cualquier cosa y de repente empezó a aguzar la mirada y a tomar decisiones. Sin contar demasiados detalles, ¿qué pasó ahí?

AL: Sí, nos pasó en una empresa que armamos una demo, para avanzar con este proyecto.

CL: Una demo para venderlo.

AL: Sí, lo queríamos vender. Ofrecimos conectarnos a la base de datos y armar una demo con información de ellos, para mostrarle. Vinieron los gerentes y el dueño de la compañía, sin mucho interés, porque los gerentes estaban motivando mucho la implementación de una herramienta de este estilo. Y empezamos a mostrar gastos por sucursales. Cuando mostramos gastos por sucursales veíamos que la cara del dueño se empezó a transformar. Y nos empezó a pedir cosas. Mostrame el detalle de los gastos de esta sucursal, porque ahí hay un número que me llama la atención, que no está bien, hay un problema. Lo mostramos, empezamos a ver los gastos. Y se detectó en esa demo, que se estaban imputando a esa sucursal gastos de otras sucursales. Un error humano, de un usuario que no le daba mucha importancia a la carga de los datos, estaba imputando a ese centro los gastos de las demás sucursales. Entonces, el problema más grave fue que el dueño se dio cuenta, no solamente de que estaban cargando mal la información, sino que además, cuando a él le entregaban los reportes en Excel, la información estaba manipulada. Porque la acomodaban para que él viera los números más o menos prolijos.

CL: Tremendo. Mi pregunta fue, también fuera de micrófono, a vos te deben odiar en las empresas. Y tu respuesta, ¿cuál fue?

AL: Obviamente, nos odia la persona corrupta o el que tiene un kiosco adentro de la compañía y no quiere ser descubierto. Pero toda aquella persona que realmente quiere profesionalizar, que quiere trabajar mejor, lo valora. Inclusive, post implementación, siempre nos dicen: yo antes me la pasaba el tiempo haciendo informes y ahora me dedico a analizar los informes que se generan automáticamente. Mi trabajo tiene mucho más valor, estoy más motivado, quiero armar más cosas con esto.

LG: ¿Y quiénes son tus referentes? ¿Cómo te llegan a vos los clientes?

AL: Mirá, nosotros la verdad que trabajamos con clientes nuestros, tenemos varias unidades de negocios y trabajamos con clientes nuestros. Muchas recomendaciones, muchos empresarios que empiezan a utilizar los tableros de control y business intelligence, nos recomiendan. Y después trabajamos con algunas consultoras que se especializan en mejora de procesos o ayudan a los empresarios a ser más rentables, más productivos y nos recomiendan a nosotros para que le armemos los tableros de control y que ese cambio, ese proceso, pueda ser gestionado, monitoreado y medido.

LG: Ahora, es muy particular lo que ustedes hacen. Porque ustedes dan lo que podríamos decir la parte soft, la parte de inteligencia humana, frente a sistemas que ya están existentes y que pueden estar de pronto a 15, 30 dólares mensuales. Pero no es un hágalo usted mismo, o sea, no alcanzaría con ese abono con Microsoft, por ejemplo.

AL: No. Las empresas que tienen departamento de sistema interno, pueden capacitar a la gente de sistemas, adquirir la licencia del producto y poner a desarrollar tableros de control. Podrían contratar a una empresa como la mía, para armar todo el modelado de datos, para armar los conectores y que después un analista se encargue de armar los informes, hay que analizar cada caso. Acá lo importante no es el costo de la licencia. O, por ahí, uno puede decir yo tengo ERP, un sistema de información, que pago con mucha plata por mes. Pero lo importante de esto es que yo puedo consolidar información de sistemas que no se hablan entre sí. Entonces, suma mucho valor cuando una empresa tiene 2 o 3 sistemas de información, tiene un CRM para la relación con clientes y proveedores; un ERP para la gestión; tiene un sistema para la parte de producción. Son sistemas que no se hablan entre sí, entonces esto se conecta a las diferentes bases de datos, arma el tablero de control, consolida y muestra los indicadores. Otra cosa importante es que el empresario o el gerente pueden ver de un vistazo el estado de resultado de la empresa o del grupo económico. Puede pasar que una compañía tenga varias razones sociales, entonces yo diga, ¿cuánto facturé en mis 4 razones sociales?, no sé, 100 millones de pesos. Bueno, ¿cuánto facturé en la empresa 1 y cuánto gasto tuve en la empresa 1?, ¿cuánto facturé en la empresa 2? Y todo a un click de distancia. En un tablero de control donde uno puede interactuar con la información.

CL: Como que es prácticamente imposible no sentirse atraído y no contratar un sistema así. Me surge inmediatamente.

LG: Dan ganas de tener una empresa complicada, para contratarlo a Ariel, ¿no?

(Risas)

CL: Una pregunta, que supongo que debe circular bastante entre tus clientes. ¿En qué deberían capacitarse los empleados que están trabajando en las áreas que le suministran información a los dueños, a partir de la incorporación de business intelligence en las empresas?

AL: Esto es una cuestión de decisión. Los productos están disponibles, inclusive hay productos que son hasta gratuitos. Hay versiones desktop, monousuario y son gratuitos. Acá lo importante es que el gerente, el empresario, el dueño de empresa, empiecen a exigir a su equipo que se actualice. Que se capacite, que se actualice, que deje de generar informes, reportes, manipulados en Excel. Que deje de invertir tiempo en generar toda esa información. La misma información todas las semanas, todos los meses. Que se actualice y que pruebe una herramienta business intelligence, puede descargarse la versión desktop de Qlik, de la página qlik.com o de Power BI, de la página de Microsoft. Se puede instalar la versión desktop sin costo, aprender a usarla y, en vez de reportes, informes, generar tablero de control, entregarle al dueño de la empresa, al gerente, un tablero de control para que él pueda interactuar con la información y generar los conectores para que se actualicen automáticamente.

CL: Y, en tu experiencia, ¿cuál es el área que más puede enriquecer al empresario en cuanto a la generación de esta información del tablero de control? El área en que se generen más explosiones de conocimiento, de informaciones.

AL: Mirá, la explosión es en todas las áreas. Te puedo dar ejemplos de un montón de cosas. Hemos hecho tableros de control para el sector de recursos humanos, donde el empresario necesitaba información de cuáles eran los empleados más baratos para despedir, por ejemplo. Y en qué momento un empleado era el momento más económico para despedirlo o el más conveniente. O un análisis de rendimiento del empleado. Este empleado cuánto me rinde, cuántas horas me trabaja, cuánto se facturan las horas, cuánto faltó, cuántas veces se enfermó en los últimos 3 años. Es toda información que cuesta mucho conseguirla, que está, pero cuesta mucho construirla. Me pasó con un empresario que me dijo, “mirá Ariel, yo necesito un tablero de control para tener desnudo, adelante mío, a mis clientes y a mis proveedores. Yo necesito hacer click en el nombre del cliente y saber qué me compra, qué me compró el año pasado, qué me compraba, cómo me paga, cuántos cheques de él vinieron rechazados, a cuántos días me paga, qué productos me compraba y me dejó de comprar, qué productos me debería comprar y no me está comprando. Yo me quiero sentar en la reunión y lo quiero tener desnudo, adelante mío, para negociar con él con toda la información que yo necesito”. La parte de finanzas, automatizar el cash flow. Lo que le cuesta a un financiero armar diariamente el cash flow, calzar las cobranzas, los pagos, el egreso, el ingreso de dinero, podemos automatizar el cash flow con este tipo de herramientas. Que se vaya generando y que se vayan corriendo automáticamente, por ejemplo, los compromisos de pago. Hay un cheque que debería haber entrado hoy y no entró, al no darlo de baja yo en el sistema, en el tablero de control se me pasa automáticamente el compromiso de pago al día siguiente. Automatizar todos esos procesos libera de mucho tiempo al empleado, al responsable del área.

LG: Ariel, ¿y cómo te pueden ubicar?

AL: Bueno, la empresa que yo presido se llama STI Network. El sitio web es www.stinetwork.com.ar o a través de las redes sociales, tenemos página de Facebook e Instagram también, nos buscan como STI Network.

CL: Realmente muy valioso el aporte de Ariel. Y creo que merece una siguiente visita, más adelante.

LG: Maravilloso. Gracias, Ariel.

AL: Gracias por invitarme. Y gracias por darme la oportunidad de hablar sobre el tema de business intelligence.

CL: Leonardo, nos queda sólo despedirnos y recordar las formas de contacto.

LG: Las formas de contacto www.empresayfamiliaradio.com, en Facebook, en Instagram. Por Spotify nos encuentran por nuestros nombres, Carlos Liascovich, Leonardo Glikin o el nombre del programa. Pueden comunicarse con [email protected] o por WhatsApp 5491166667519.

CL: Nos volveremos a encontrar el próximo sábado a las 9 de la mañana, en Radio Perfil.

LG: Hasta entonces. Buenos días.