Bajada:

8vo programa de 2021 de “Empresa y Familia – Modelo para armar”, conducido por Leonardo Glikin y Carlos Liascovich. Con una entrevista a Natalia Christensen y Patricia Correa, respectivamente presidenta e integrante de la Comisión de Formación del IADEF, quienes explican las cualidades del Registro de Consultores de Empresa Familiar Certificado (CEFC) y el Seminario a realizarse en pocas semanas. Además, conversamos con Rubén Bozzo, consultor pyme de larga trayectoria en el Banco Credicoop y autor del reciente libro “Gestión de pymes en épocas de Covid”.

Natalia Christensen y Patricia Correa, respectivamente presidenta e integrante de la Comisión de Formación del IADEF. Rubén Bozzo, consultor pyme de larga trayectoria en el Banco Credicoop y autor del reciente libro “Gestión de pymes en épocas de Covid”.

BLOQUE 1

Carlos Liascovich: Buenos días Leonardo, un nuevo programa de Empresa y Familia, modelo para armar.

Leonardo Glikin: Carlos, buenos días, un placer estar aquí.

CL: Hoy anticipamos que tenemos dos bloques muy interesantes, para conversar con nuestros entrevistados. Primero, van a estar participando Natalia Christensen y Patricia Correa, del IADEF. En el segundo bloque, en la segunda media hora, el consultor de empresas Rubén Bozzo. Leonardo, para arrancar con la primera parte, vos siempre insistís en la importancia de tener un respaldo para aquellos consultores que trabajan como asesores de la empresa familiar, incluso hasta construir una marca para ese respaldo que, justamente, valide en el mercado estas capacidades.

LG: Sí, efectivamente, eso es una preocupación mía, desde que empecé a trabajar con empresas familiares. Porque la observación era que para aquella empresa familiar que recurre a un proceso de consultoría, esta es una experiencia muy trascendente y requiere tener el máximo de seguridad, de que los profesionales a cargo van a ser profesionales éticos y expertos. Y que van a tener la educación necesaria, para que el proceso sea lo más exitoso posible. A veces me encontraba, al principio de mi práctica cuando no era una práctica difundida, con que una familia había tenido una mala experiencia. Y a veces la mala experiencia tenía que ver con que alguien, porque tenía un tío que tenía un negocio, creía que era un experto en empresas de familia. Entonces, improvisaba en situaciones muy delicadas para el grupo, empresa, familia. Y la conclusión de esto, muchas veces, eran situaciones de mucha pérdida, de mucho dolor y fundamentalmente, luego, la dificultad para tener la esperanza necesaria para encarar un nuevo proyecto.

CL: Y esto estamos hablando solamente de la variable capacidad. Porque hay otras variables, que tienen que ver con a ética, con la confidencialidad, con una cantidad de valores que también tienen que participar.

LG: Tal cual. Por eso es que hace unos años propuse al Instituto Argentino de la Empresa Familiar desarrollar una marca y la marca es la de Consultor de Empresa Familiar Certificado, o sea, CEFC. Este es el momento en el cual vamos a lanzar esta marca, eso empieza en marzo de 2021. Y la marca es fundamentalmente lo que va a respaldar la práctica de los profesionales que hayan realizado los cursos educativos necesarios, que tengan los antecedentes, la formación y luego la educación continua, para poder sostener esta práctica a lo largo del tiempo.

CL: Y esto, Leonardo, cuenta con el respaldo y la organización de IADEF.

LG: Exactamente, IADEF. Ahora van a hablar Natalia Christensen y Patricia Correa. Es una institución líder en la Argentina, en el desarrollo de la empresa familiar. Es por eso que, desde el IADEF, se está impulsando la generación de esta marca.

CL: Las tenemos en línea a Natalia Christensen y Patricia Correa. Hola, ¿cómo están? Bienvenidas. Nos interesaría conocer la mirada de ustedes. Desde la presidencia de IADEF, en el caso de Natalia y desde la integración de la comisión de IADEF que se encarga de la marca, del certificado.

Natalia Christensen: Agradecería que Patricia comente un poco sobre la certificación y después yo complemento un poquito sobre la institución.

Patricia Correa: Hola, buenos días. Con respecto a la certificación, es un plan de estudio, que abarca un año. Donde vamos a tener un programa de certificación de una duración de 8 meses, que comienza en abril y finaliza en noviembre. Está compuesto por 8 materias, cada una de ella tiene distintos módulos. Al finalizar cada una de estas materias va a haber un examen, que se tiene que aprobar y al final va a haber un examen integrativo. En caso de que en alguna de estas materias no se llegara a aprobar el examen, habrá un recuperatorio. Además, tendrán que cumplimentar horas de lectura, habrá foros y horas de práctica profesional.

CL: Te consulto una cuestión  muy elemental digamos, para quien puede estar interesado en formarse. ¿Qué requisitos hacen falta para postularse e inscribirse? ¿Qué requisitos profesionales, de formación, de experiencia, hacen falta?

PC: En cuanto a los requisitos, tiene que tener un título universitario de una carrera relacionada con empresas de familia, con la temática. Tiene que tener una edad mayor de 35 años o bien tener más de 10 años de antigüedad en la profesión. A la vez, haber tenido experiencia en la práctica de la consultoría de empresas de familia. Y ser residente de la Argentina. Este programa, por ahora, es únicamente para consultores de aquí, de la Argentina.

CL: Con la proyección, más adelante, de llevarlo a otros países, pero por ahora es solamente para consultores radicados aquí.

PC: Sí.

CL: Y es todo virtual este año, ¿no?

PC: Sí, es todo virtual, va a ser a través de aula virtual. Y con esta posibilidad de los foros. La idea es que los días sábados se pueda intercambiar, que pueda haber un espacio de conversación entre todos quienes están cursando, que eso da más riqueza al plan.

CL: Vos habías mencionado dos seminarios. Hay un seminario de esos dos que se está por hacer ahora en marzo, ¿no?

PC: Exactamente. Por eso la duración es de un año, a pesar de que el programa en sí son 8 meses, porque se incluyen los dos seminarios. De los cuales uno se va a realizar ahora, en marzo. Por eso es, quien quiera participar de este programa, sería muy importante que pudieran inscribirse en el seminario también. Va a ser el 8, 9 y 10 de marzo, es un seminario internacional de empresas de familia. Y el consultor que haga este programa para tener la marca de consultor certificado en empresas de familia, tiene que haber hecho el programa, haber participado de dos seminarios. Y adherir al Código de Ética.

CL: Respecto de la importancia del certificado. ¿Cómo lo miran desde el IADEF Natalia? Se cortó la comunicación con Natalia. Vamos a aclarar Patricia que nos hablás desde Córdoba, ¿no?

PC: Sí, desde la ciudad de Villa María, provincia de Córdoba.

CL: Esta formación se extiende a los diferentes consultores que hay en todo el país.

PC: En todo el país, sí. Y bueno, el IADEF tiene presencia en muchísimas provincias, así que es realmente federal.

CL: Esta participación puede ser desde diferentes provincias.

PC: Sí, es para toda la Argentina. Y, justamente, al ser virtual, también da esa posibilidad, facilita el poder…sería diferente si fuera presencial. Esto va a ser durante tres semanas al mes, durante dos días por semana, se va a cursar los martes y los jueves. Y después los sábados es parte del foro.

CL: ¿Qué costo tiene el curso completo?

PC: En realidad, tiene distintas alternativas. Nosotros tenemos un costo de 245 mil pesos. Pero quien esté asociado a IADEF tiene un 50%, quien esté asociado son 170 mil pesos.

CL: Estamos hablando del costo total.

PC: Sí, el costo total. Incluye el seminario.

CL: Vamos a esperar a que se retome la comunicación con Natalia, porque nos interesa mucho, Leonardo, la visión desde la máxima autoridad del IADEF sobre la importancia de la marca.

LG: Efectivamente.

CL: Esto es un proyecto que ustedes, bueno, vos particularmente, habías impulsado mucho dentro del IADEF.

LG: Sí, efectivamente. Esto es lo que lleva a que varios miembros del IADEF sean como los padrinos de todo esto. Y que, por lo tanto, ya sean consultores de empresas familiares certificados.

CL: Vamos a ver si tenemos fortuna con Natalia para poder comunicarnos. La tenemos a Natalia, otra vez en línea.

NCH: Sí, lo que quería comentar, en línea a lo que habían ampliado Leonardo y Patricia. Desde el IADEF, que es una institución líder en la Argentina, en referencia a la empresa familiar. Tanto para las familias empresarias como para los profesionales. Es una alta responsabilidad nuestra este compromiso por el servicio que los profesionales les brindan a las familias empresarias. Porque nuestra gran vocación y nuestra gran labor, desde hace más de 10 años, es sensibilizar a las familias para que se formen. Y que den el paso para hacer procesos de consultoría y permitirse acompañar por profesionales calificados, que las orienten en los procesos y que redunden en armonía y en rentabilidad, que es lo que buscan. Entonces, en ocasiones, esto de la práctica y de la educación, así como la ética, es clave. En nuestro registro de consultores de empresa familiar certificados, que antes se llamaba Registro de Consultores de Empresa Familiar, ahora se llama Registro de Consultores de Empresa Familiar Certificado (CEFC). Surge porque cuando nos consultan, nos preguntan por un profesional, el IADEF no hace consultoría. Con lo cual tiene que proponer, pero sin prescribir, sin orientar hacia uno o hacia otro. Solamente teníamos este registro originalmente, para orientar a aquellos que ya habían pasado un proceso de validación. De los que sabíamos que tenía la experiencia y que su trayectoria había sido comprobada. De alguna manera, derivábamos así, nos llegaba por email o en una llamada telefónica esta información y nosotros derivábamos. Actualmente, esto continúa siendo así, con los que son miembros hoy en un registro de CEFC. Y además, a todos estos profesionales, registrados en la institución, les ofrecemos un servicio de compromiso con esta actualización permanente, con esta comunidad de apoyo y de alianzas entre colegas. Para que puedan complementarse y apoyarse, brindar un mejor servicio y realmente dar solvencia en su prestación de servicios a las familias. Nosotros tenemos una actualización de formación, que ahora va a ser virtual. Tenemos servicio de supervisión de casos. Porque hay situaciones en que el consultor también se encuentra con el dilema de si su proceso, su metodología, le está dando lo que está esperando o si quiere hacer una interconsulta con un colega.  Manteniendo siempre las confidencialidades. Porque los consultores en esto sí somos muy estrictos, con la confidencialidad de la información de nuestros clientes. La supervisión de casos es un recurso muy valioso, le dan mucho valor las personas que están registradas en el CEFC. También, de alguna manera, compartimos en muchas ocasiones información y recomendaciones de lecturas, de materiales que nos parecen de investigación muy apropiados para tener acceso. Y hay algo que es muy importante para nosotros: entender y conocer nuestro mercado. ¿Cuál es el mercado del asesoramiento de la empresa familiar? ¿Cuáles son los servicios que se brindan? ¿Cuáles son las tarifas que están en el mercado, con la dispersión que existe en una prestación de servicios a nivel nacional? Más hoy en la virtualidad, que estamos ofreciendo servicios vía Zoom, que nos hemos adaptado, como tantos otros profesionales. Este conocer el mercado del asesoramiento de empresa familiar, es responsabilidad de este registro. La publicación de contenidos específicos, de difusión y de bibliografía dentro de la especialidad. Es también una tarea asignada a este registro, para la formación de los futuros consultores de empresa familiar. Así que es muy amplio el servicio que el IADEF ofrece a los profesionales, a los que ya se encuentran registrados y a los que, como bien decía Patricia, cumpliendo un año de proceso de certificación, esperamos incorporar a más profesionales en marzo de 2022.

CL: Clarísimo. ¿Recordamos las fechas del primer seminario y del comienzo del curso 2021?

NCH: El seminario internacional para consultores de empresa familiar comenzará el 8 de marzo. Es 8, 9 y 10 de marzo.

CL: ¿Hasta cuándo habrá tiempo para inscribirse?

NCH: Siempre queremos que se inscriban ya. Porque hay todo un tema de preparación de material, que hoy es digital, pero se necesita tiempo. Así que antes del 1° de marzo agradecemos a todos que se inscriban.

CL: Hasta el primero de marzo sería ideal inscribirse para este seminario, que es 8, 9 y 10 de marzo.

NCH: Sí. Este seminario, si bien es el décimo, a nosotros nos moviliza mucho. A la comunidad y a todos los profesionales de la consultoría y los profesionales aliados con los que muchas veces estamos trabajando procesos. Nos convoca, más en este año, porque vivimos el año pasado, nosotros mismos, con mucha turbulencia en nuestra realidad profesional. Y porque acompañamos, obviamente, a nuestros clientes de empresa familiar. Queremos hacer un seminario que nos reúna por tres ejes de temas: adaptación, innovación y reinvención. Nosotros mismos, los consultores y la consultoría de empresa familiar, queremos estar con un pensamiento crítico. Pensando, debatiendo y compartiendo las experiencias que nos dejó el 2020, en la búsqueda de mejoras. Obviamente, siempre mejoras para la prestación de los servicios que ofrecemos a nuestros clientes y obviamente que necesitamos una revisión y una puesta de foco. En temas que nos impactan, que son cambios tecnológicos, globales y modelos de negocios de sistemas sociales. Hay invitados de España y de América Latina. Estamos teniendo más de 108 inscriptos al día de hoy. Vienen de varios países de América Latina y de varias provincias de Argentina, con múltiples disciplinas. Muchos ya vienen siendo participantes de ediciones anteriores y nos conocemos muy bien. Por el nivel de los inscriptos que son senior de empresa familiar, estimamos que este va a ser un seminario de alta calidad y de muchísima inspiración, porque buscamos la mayor excelencia en el ejercicio profesional.

LG: Como asistente a varios seminarios internacionales de empresa familiar, yo no tengo ninguna duda de que esta experiencia de 2021 va a ser realmente exitosa, gratificante y enriquecedora para todos los profesionales que participen. Y siempre, cuando decimos los profesionales en esta área, pensamos que en definitiva los grandes beneficiarios son los integrantes de las empresas familiares, de la Argentina y del mundo.

CL: Les agradecemos muchísimo, Natalia y Patricia, por su participación. Vamos a estar siguiendo muy de cerca la creación de la marca del consultor de empresa familiar certificado.

LG: Sí, no digo que vamos a mandar un móvil, porque será virtual, pero algo parecido vamos a hacer.

NCH: Muchísimas gracias, Carlos y Leonardo, por darnos esta posibilidad de contar a la comunidad que realmente la consultoría de empresa familiar está en eclosión, está en un amplio crecimiento, las familias están muchísimo más receptivas y tienen que confiar en que realmente hay profesionales multidisciplinarios, que están trabajando en equipo y que les van a ofrecer muy buenos servicios y acompañar en la transformaciones que se avecinan y que seguramente están en marcha.

CL: Muchas gracias Natalia Christensen, presidenta de IADEF y muchas gracias Patricia Correa, integrante de la Comisión de Formación de IADEF.

PC: Muchas gracias a ustedes.

NCH: Muchas gracias.

CL: Vamos a un tema musical ahora. Es Fabiana Cantilo y Mi Enfermedad.

 

Bloque 2

CL: Retomamos acá Leonardo y tenemos un invitado muy interesante. Rubén Bozzo, ¿nos estás escuchando?

Rubén Bozzo: Sí, te estoy escuchando, Carlos.

LG: Hola Rubén, Leonardo Glikin te saluda.

RB: ¿Qué decís Leonardo? ¿Cómo estás?

LG: Bien, muy bien.

RB: Bueno, me alegro mucho.

CL: Rubén es asesor de empresas pyme, es ex director ejecutivo de la fundación del Banco Credicoop. Recién pasamos como intermedio musical un tema que se llama “Mi enfermedad”, porque vos has escrito un libro hace pocos meses, que es Gestión de pymes en épocas de Covid.

RB: Exactamente.

CL: Tenés ahí varias cuestiones que has analizado bastante a fondo, sobre qué ha cambiado y qué se necesita hacer en las pymes, a partir de este tsunami, este inmenso cisne negro…

RB: Que nos tiene locos.

CL: Completamente, tal cual. Una primera cuestión, que a mí me llamó la atención de tu planteo, es que vos diferenciás mucho entre crisis y emergencia.

RB: Hay tres cosas que están bastante ligadas. Una es la emergencia, la otra es la urgencia y la otra es la crisis. Esto lo podemos poner en paralelo con las cuestiones médicas. Si vos tenés que llamar a una ambulancia, vos la podés llamar por emergencia o por urgencia. La urgencia es que tenés muchas posibilidades de que te vaya mal. La emergencia ya te hizo el mal  y, por ejemplo, si tenés un infarto, tenés 20 minutos, media hora para atenderte, o te morís. Eso es una emergencia. La urgencia es que tenés que tomar una decisión más o menos rápida, pero tenés más tiempo. No te estás muriendo, digamos. Ahora, la crisis es cuando ya todo funciona mal. Ahí se conjuga la urgencia con la emergencia. Entonces, desde el punto de vista de una empresa, vos tenés que saber en qué etapa está de estas dos. Si es una emergencia, tenés que actuar ya. Si es una urgencia, tenés unos días, para ver cómo seguir. Pero si estás en crisis y todo funciona mal, ahí tenés que tomar decisiones que tienen que ser muy objetivas. Porque, generalmente, las empresas pymes trabajan mucho con lo subjetivo. “Me parece que esto no es tan grave”, “Me parece que esto puede llegar a mejorar”. Es decir, son todas expresiones que de ninguna manera reflejan la realidad. Ahí es donde se pierde un poco la objetividad en la toma de decisiones.

CL: Vos tenés un objeto, que es interesante para rescatar, que es el panóptico. ¿A qué apuntás? Porque el panóptico tiene una raíz, si se quiere histórica, con esta mirada que había en las prisiones  sobre el conjunto de lo que estaba pasando. Pero vos, por supuesto, lo vinculás a la gestión, ¿no?

RB: Exactamente. Porque el empresario pyme y mucho más la pyme familiar, tiene otras características, tiene que tener una visión panóptica, o como digo también, de helicóptero. Es decir, ver las cosas desde arriba y en toda su magnitud y en todo lo que uno puede, con los elementos que tiene, alcanzar a ver, a estimar, a evaluar. Y cuando digo esa visión panóptica, me refiero a la empresa, a la toma de decisiones, al estado financiero, etcétera. En el momento y en la proyección a futuro de lo que puede ocurrir. Esa visión panóptica es la que nos permite tener una vista global de toda la situación y ser más objetivo en la toma de decisiones.

CL: Hay una cuestión en lo que denominás agnotología, enfrentar la agnotología. Definís a esta palabra, poco frecuente, como la ciencia de sembrar el engaño. Porque parece que en estas circunstancias de Covid, donde hay tanta información contradictoria o sin fuentes confiables, el empresario se encuentra, además de su caída de la actividad, con esta dispersión entre lo que es confiable y lo que no. ¿Qué proponés al respecto?

RB: Esto tiene que ver, como estás diciendo, con que tenemos muchas fuentes de información que son contradictorias, opuestas, disimiles. En todos los ámbitos. No solamente en la pandemia, sino hasta en los indicadores económicos. Te dicen que la inflación es tanto por ciento, 37%, ahora, si vos tomás los promedios mensuales, contra promedios mensuales, la inflación se modifica, es mayor. Entonces, son informaciones contradictorias. ¿Qué inflación tomar? Porque un empresario, para saber si le conviene invertir o no, dice: si la inflación es el 40 y yo tengo una tasa de ganancia del 100%. Pero si yo coloco bonos al 16% anual en dólares, ¿qué me conviene más?, ¿dónde invierto?

CL: Entonces, ¿el empresario que tiene que hacer para enfrentar este caos informativo?

RB: Justamente, tiene que tener una visión panóptica, tiene que desmalezar la información. Porque hay especialistas en sembrar el engaño en las redes sociales. Entonces, hoy te llega un mail que te dice no se vacune, por esto, por esto y por esto y lo fundamenta con un montón de cosas. Y otro te dice, no, te tenés que vacunar, por esto y por esto y te fundamenta. Después te dicen van a llegar 10 millones de dosis, pero después no llegan 10 millones de dosis. Entonces, tenés que ver desde el punto de vista, justamente, panóptico, cuál es la realidad. Y después decir: “Mmm, antes de fin de año no vamos a estar todos vacunados, tengo que ver cuánto tengo de espalda para soportar esta situación de baja de consumo, de menos clientes, de más competencia. Entonces, tengo que proyectar de alguna manera, no a largo plazo, sino a dos o tres meses, máximo. Tengo que ver qué mochila tengo en mis espaldas que me permite aguantar estos tres meses”.

CL: Uno de tus consejos fuertes, con mucho énfasis, es cuidar la liquidez…

RB: Sí, hay que sentarse o pararse, como más te guste, arriba de la liquidez. Un banco se funde, no porque pierde 3, 4, 5 años plata, sino porque vos, yo, y otros que tengamos unos depósitos más o menos importantes, nos ponemos de acuerdo, retiremos y nuestros amigos nos pregunten ¿por qué retiraste?, “Porque este banco se va a los caños”. Ahí se da lo que se llama el efecto Pigmalión, la profecía autocumplida. Todos van, retiran y el banco se funde. ¿Por qué? Por falta de liquidez, porque no puede hacer frente a la liquidez. Con las pymes pasa lo mismo, por eso yo digo, aunque alguien pueda criticarme, si vos tenés tanto en la mochila y tenés comprar materia prima para poder seguir trabajando o tenés que pagar un impuesto, comprá materia prima. Ahí lo que tenés que saber es priorizar. ¿Por qué? Porque va a haber una moratoria impositiva, que por otra parte la están haciendo todos los días. Uno tiene que saber qué reserva tiene en la mochila y saber aplicarla en el momento oportuno. Pero lo fundamental es la liquidez, cuando vos no tenés liquidez, perdés frente a los proveedores, perdés frente a los bancos. Porque el banco, si te tiene que ejecutar, te ejecuta y chau.

CL: Con respecto a los recursos humanos, es un tema candente en cualquier empresa, pero en las pymes en particular, porque siempre se genera un vínculo muy especial. ¿Qué han detectado en la gestión de Covid y qué es lo que debería hacer un empresario pyme?

RB: El empresario pyme se ha visto enfrentado a situaciones muy difíciles. Entre suspender gente y echar gente (y no digo tomar gente, porque sería una mosca blanca). Estoy hablando de pymes, no de grandes empresas. Son situaciones duras, muy duras y conflictivas, de mucho estrés. A tal punto que, en algunos casos, se da lo que se denomina el burn out. Es decir, la quema del cerebro, porque no te podés sacar el foco de ese tema de la cabeza y es recurrente. Entonces, ¿qué hago? Tengo un empleado que tiene 3 años de antigüedad y tengo uno que hace 20 que lo tengo y me ayudó toda la vida, pero yo tengo que desprenderme de uno. ¿A quién elijo? ¿Al que me sale menos, al que me brindó más apoyo? Son decisiones muy difíciles. Lo que se necesita es tener frente a eso es lo que Enrique Pichon-Riviere denomina, desde el punto de vista psicológico, la adaptación activa. Es decir, ¿qué hago con lo que tengo, para poder seguir operando dentro de todo en una situación de normalidad? Se necesitan dos o tres cosas que creo fundamentales. Primero, el trabajo en equipo, con la gente que tiene uno. Segundo, una información clara de la empresa, donde se diga la cosa es así y así y en tal momento vamos a tener que tomar tal o tal decisión, ir preparando un poco el ambiente. Y, en tercer lugar, hoy es muy importante el tema del mantenimiento, porque uno cuando piensa en el tema de mantenimiento, piensa en las máquinas, que le tengo que cambiar este tornillo, que le tengo que ajustar esto, que tengo que poner aceite, etcétera. ¿Pero el mantenimiento en las personas cómo es? Y, el mantenimiento en las personas es: “Carlos, ¿cómo estás vos?, ¿te sentís bien?, ¿tenés muchos conflictos?, ¿te puedo ayudar en algo?, ¿cómo está tu señora?, ¿cómo están tus hijos? ¿Cómo se arreglan con la computadora en tu casa?” Digo en la computadora por el tema del teletrabajo. La respuesta puede ser: “Y, no, tenemos dificultades, porque mi señora necesita la computadora, yo la necesito, mis hijos también, por el tema de la escuela y tenemos una sola”. “Bueno, yo te voy a regalar una”… eso es mantenimiento. Yo no puedo dejar eso. Después, aparece otro mecanismo, con el tema del teletrabajo, es cómo hace el mantenimiento un gerente de recursos humanos, en una empresa más grande, que está en su casa viendo cómo trabaja. O no lo está viendo, porque no los puede ver a todos, no puede tener 200 personas en un Zoom, para controlar. Ahí cambia la forma del mantenimiento sobre la gente, ¿cómo controlo yo si están trabajando o no están trabajando? Es decir, hay toda una serie de cambios, que yo los enumero en el libro y que tienen que ver con lo cultural, con el consumo, con la comercialización, que tiene que ver con el packaging, que lo tengo que adaptar a la nueva situación, cómo hago el delivery. En fin, toda una serie de cosas que hacen a que tenga que repensar todo esto y no vivir exclusivamente el día a día. Porque si vos pensás solamente en el día a día, no tenés perspectiva. No perspectiva para dentro de cinco años, sino perspectiva para dentro de 48 horas.

CL: Y respecto de las empresas familiares en particular, ¿vos detectás alguna particularidad que las diferencie del resto?

RB: Sí, te puedo nombrar varias. Aumenta en toda la población, en general, por las dificultades que le trae a la empresa. Yo hago una diferencia entre dificultad y problema. Dificultad es algo que puede superar, pero cuando vos no superás esa dificultad, dedicándole un poco de tiempo, la sumatoria de las dificultades se convierte en un problema y ahí ya tenés que operar, que tomar decisiones mucho más drásticas. Lo que estoy viendo es un aumento de la violencia doméstica en las empresas familiares, entre hermanos, entre padres e hijos, etcétera. Esto viene bien, por el tema de que hoy es mucho más importante hacer el protocolo familiar. Es un momento especial para el tema de protocolo familiar. La otra es el aumento de conflictos entre parientes, especialmente entre hijos y padres y entre hermanos y entre tíos y sobrinos. Esto es lo que estoy viendo en la práctica. Falta de acuerdo en la toma de decisiones, que deviene en problemas para la empresa, no en dificultades. Venta de acciones o parte de la empresa a terceros o a otros miembros de la empresa familiar. Yo no quiero saber más nada de esto, vendo. Pero, con otro subterfugio. Vendo, sin decirle a mis hermanos o a mi padre que lo hago. Se van a enterar cuando efectúe la venta de las acciones, por ejemplo, esto es terrible. Es una cosa que se está dando. La otra es la emigración de los integrantes familiares porque, al no darse la reproducción ampliada. Es decir, la familia se fue incrementando, antes éramos esposo y esposa, después vinieron los hijos, después, los cónyuges. Entonces, si vos no tenés una reproducción ampliada, si vos antes ganabas 100, ahora tenés que ganar 500.

CL: Tenés que abastecer a más integrantes, obviamente.

RB: Claro. Tenés que tener mayor productividad, más ventas, etcétera, sino la familia se empieza a morir de hambre. Y no se están dando procesos de reproducción ampliada, por la situación económica y pandémica. Son dos cosas entrelazadas, pero distintas. Los más jóvenes tratan de emigrar de la empresa y, posiblemente, de emigrar hacia otros países, en búsqueda de nuevos horizontes o alternativas. Porque sinó todo se insume dentro de la misma empresa.

CL: Vos decís que aumentó esta salida de los jóvenes.

RB: Sí. Totalmente. Te lo puedo decir de familiares, amigos. Y la crisis, voy a dar dos películas que la gente tendría que ver, sobre todo desde el punto de vista familiar, me parecen muy interesantes. Están en Netflix. Una se llama 7 años y la otra es una serie, Monarca.

CL: 7 años y Monarca, así se llaman tus recomendaciones.

RB: Una es una película. Y Monarca es una serie, dura bastante, puede resultar en algún aspecto cansadora porque, como en todas las series, todos los días te aparece un problema nuevo. Pero lo que es interesante es analizarlo todo desde el punto de vista familiar. Te podría dar más ejemplos concretos. Por ejemplo, se muere el padre, hay 3 hermanos en una empresa, cada uno tiene un puesto distinto, uno es gerente general, el otro es jefe de administración y el otro es alguien que tiene algunas dificultades físicas, digamos. Pero, ¿el padre qué le dice? Acá, mientras yo viva, todos van a ganar igual. Ahí los únicos que están conformes son los que ganan más proporcionalmente al puesto que tienen. Entonces, el que tiene cierto grado de discapacidad, está contento porque gana lo mismo que el gerente general. Yo les digo, muchachos, esto no puede ser así, porque cuando al viejo le falle el cuore y se vaya, ¿qué va a pasar? Entonces, lo hablo con el padre y dice no, mientras yo viva esto va a ser así. Dicho y hecho, se muere el padre y se arma un despiole bárbaro, porque ahí empiezan a tallar las mujeres. ¿A vos te parece que vas a ganar tanto, igual que gana tu hermano que no se puede mover? Eso al gerente general o a la jefa administrativa. Esto puede terminar en divorcio, en violencia familiar o en cambiar las reglas de juego. Y así tengo otro caso, por ejemplo, una empresa donde empiezan a sospechar, porque este cambió el auto, uno de los hermanos, y compra un departamento. Entonces el otro hermano entra a decir, ¿de dónde sacaste la plata?, la sacaste de la empresa. Entonces empieza la duda y se extiende hacia el hijo. El hijo tiene algo de plata, está haciendo una construcción de 3 departamentos, pero no puede terminarla porque el tío le va a decir, ¿de dónde sacaste la plata? Eso es terrible, estas cuestiones que están ocurriendo. Por eso es importante tener en claro que una empresa familiar tiene sus propias dimensiones, sus propias dificultades, sus propios problemas y hay que abordarla de otra manera. Por eso decía que hoy es un momento especial para hacer el tema del protocolo familiar, me parece muy, muy importante.

CL: Perfecto. Rubén Bozzo, muchas gracias por participar en nuestro programa. No sé Leonardo si querés sumarle algún punto de vista específico.

LG: Simplemente destacar que Rubén organizó maravillosas experiencias para empresas familiares cuando estaba a cargo de la Fundación Banco Credicoop. Entre otras recuerdo una oportunidad, en las Residencias Cooperativas del Banco Credicoop, cuando fiel a su estilo presentó la película “El hijo de la novia”, que es una película muy interesante para que la vean empresas familiares y debatirla con la familia. Eso es parte de la cultura de Rubén y es algo muy enriquecedor para toda la gente que lo rodea permanentemente. Así que, Rubén, un gran reconocimiento y un gran agradecimiento por todo lo que hacés permanentemente para las pymes y, en particular, para las pymes familiares.

RB: Te agradezco mucho Leonardo. Además, allá tuvimos la oportunidad de tener a Renato Bernhoeft.

LG: Sí, es un buen antecedente, porque a Renato lo vamos a tener probablemente dentro de 3 o 4 programas.

RB: Ah, qué bueno. Felicitaciones, me parece bárbaro, es un capo. La verdad que es un capo, como vos, por supuesto.

LG: Muchas gracias.

CL: Rubén Bozzo es asesor de empresas pymes y fue director ejecutivo de la Fundación Banco Credicoop. Bueno, Leonardo, está llegando a su fin una nueva edición de Empresa y Familia. Suponemos que habrá sido nutritivo para nuestros oyentes también.

LG: Sí, yo les propongo que si tienen algún comentario para hacernos nos escriban a [email protected]. Y, próximamente, vamos a poder anunciar la página del programa Empresa y Familia, modelo para armar.

CL: Excelente. Bueno, el próximo sábado nos volvemos a encontrar.

LG: Hasta entonces.